Tipos de masajes eróticos en pareja

En el placer no hay límites

Tipos de masajes eróticos en pareja

La herramienta terapéutica más antigua, contra el dolor, inventada por la raza humana consiste en ejercer presión, friccionar o golpear con ritmo y la intensidad apropiada la zona afectada, por lo general, suelen ser masas musculares. Sin embargo, cuando la finalidad es provocar placer pueden recurrir a masajes eróticos parejas Madrid.

Existen factores relacionados con la sensualidad que, cuando llevamos el masaje a un fin no terapéutico, pueden explorarse con la compañía de otra persona. Ambas, tan solo utilizando el tacto de sus manos, podrán provocarse mutuamente sensaciones inimaginables de las que disfrutar en sus ratos libres.

Se trata de una técnica que beneficia en alto grado a la dualidad hombre-mujer, aumenta sensiblemente la pasión y permite mejorar la vida íntima. La meta es despertar nuevamente el deseo sexual y su satisfacción a través de la estimulación lenta, rítmica y cadenciosa de los sentidos. El efecto se potencia gracias a la incorporación de aceites perfumados, velas aromáticas, música suave y luces atenuadas.

¿Cuáles son los masajes eróticos para parejas más populares?

Dado que lo que se desea es explorar una vía de comunicación sensorial con la persona amada, estimulando la imaginación y encendiendo la pasión, prácticamente todo aquello que agrade a ambos es bienvenido. Por ello, existen muchos tipos de masajes que puedes probar, entre los que se encuentran algunos como:

  • Cuerpo a cuerpo: en donde el masajista se aplica un aceite aromático en toda la piel que después frota contra el otro. La recomendación es hacer énfasis en las secciones que se deseen estimular más profundamente.

  • Artístico: promueve el acto creativo. Requiere el uso de pintura corporal hipoalergénica para evitar maltratos en la piel. La idea es acariciar con suavidad mientras se pintan las zonas erógenas, recordando que estas no se limitan a los genitales.

  • Tántrico: la India nos ha legado esta habilidad con la que se persigue el crecimiento personal por medio del goce sexual lento, extendido al cuerpo completo. Su característica más notable es que no incluye penetración, ni eyaculación, actos sublimados en la armonía de un contacto delicado y excitante.

  • Tailandés: el enfoque aquí está dirigido a los senos femeninos, que la mujer auto acaricia o frota sobre el compañero.

  • Inglés: tiene insinuaciones sado-masoquistas, aunque sin violencia ni llegar a producir daños. Involucra el empleo de accesorios sexuales.

El masaje sensual necesita de un conocimiento sutil y clave que dirija a la pareja a la obtención de sensaciones llenas de placer; no obstante, lo más importante es que la persona que vaya a recibir el masaje, se encuentre abierto mentalmente para disfrutar de esta experiencia lo máximo posible. Para una experiencia increíble e inolvidable, soliciten una cita con un masajista profesional del Templo Erótico.