Como hacer un masaje tántrico paso a paso

Disfruta de una increíble experiencia aprendiendo como hacer un masaje tántrico fácilmente.

Como hacer un masaje tántrico paso a paso

Aquí te explicamos cómo puedes hacer un masaje tántrico perfecto paso a paso como si fueras un auténtico profesional.

Si quieres sorprender a tu pareja en una ocasión especial, hacer un regalo diferente a un amigo o amiga o incluso si estás pensando en esta posibilidad para disfrutarla personalmente, nosotros podemos ayudarte.

Los utensilios que se necesitan para realizar o recibir un masaje tántrico son los siguientes: aceites esenciales, crema hidratante corporal, velas y disponer de un futón o una cama amplia y confortable.

En primer lugar es muy importante que el espacio donde se va a desarrollar la experiencia sea cómodo y tranquilo, disponer de luz tenue y una música agradable que acompañe la velada.

Es necesario aplicar los aceites esenciales y la crema corporal a temperatura adecuada, se recomienda que sea cálida aunque si tus gustos son diferentes lo dejamos a tu elección.

En posición tumbada boca abajo con las piernas ligeramente separadas y los brazos con una postura cómoda.

El contacto inicial comienza sobre la planta de los pies, aplicando crema corporal y esparciéndola suavemente con la palma de la mano.

En la planta de los pies es donde desembocan todas nuestras terminaciones nerviosas, con lo cual es interesante empezar desde este punto en la primera toma de contacto.

Podemos masajear con los nudillos, con la yema de los dedos y con la palma de las manos, pero siempre debemos hacerlo con presiones suaves y lentas.

Tomamos una cantidad de aceite esencial cálido con la mano y lo dejamos caer lentamente sobre la piel gota a gota, podríamos decir que sería algo similar a notar gotas de lluvia.

Después esparcimos con las manos el aceite por toda la zona con amasamientos y caricias suavemente.

Lo ideal es hacer el masaje por partes, por ejemplo, empezar por una pierna desde el pie, gemelo, muslo y glúteo. A continuación repetimos la misma operación con la otra pierna.

Continuamos con la espalda desde la zona lumbar hacia la zona cervical, hombros y brazos. Debemos recordar que el fin es relajarse, llegar a un profundo estado de tranquilidad para sentir más intensamente las sensaciones que nos proporcionará el masaje tántrico poco a poco.

La intención es hacerlo de manera natural, que no se convierta en algo mecánico, más bien hay que dejarse llevar por los sentidos, el objetivo es experimentar, disfrutar haciéndolo y disfrutar sintiéndolo.

Al estar boca abajo podemos empezar a estimular sutilmente algunas de las zonas erógenas que se encuentran sobre todo en la parte interna de los muslos, ingles y zona genital intercalando las caricias con los amasamientos para activar y relajar simultáneamente.

Continuamos con la sesion ahora boca arriba con las piernas ligeramente separadas y los brazos estirados. Hacemos el mismo recorrido desde los pies hasta el cuello como hicimos anteriormente, masajeamos suavemente y con la presión adecuada.

Poco a poco entramos en contacto con las zonas erogenas para estimularlas prestando atención a  estímulos que van apareciendo. La relajación corporal y la excitación van acaparando nuestros sentidos lenta e intensamente dando paso a la culminación de esta experiencia con el masaje genital y la posterior eyaculación si así se desea.

Essperamos que tu experiencia tantrica sea increiblemente buena y la disfrutes al maximo.