Masaje tantra para hombres

necesarios y útiles

Masaje tantra para hombres

Por más rápido que avance la sociedad, las necesidades básicas son iguales para todos; y una de las primordiales que tenemos, por nuestra condición gregaria, es la del contacto físico y sexual. Y aun cuando en algunos grupos sus expresiones son restringidas, otras culturas han entendido su importancia en la vida. Si te interesa conocer el placer extremo, los servicios de masajes tantra en Madrid te lo proporcionarán.

Resultan beneficiosos para mujeres y hombres. Aunque debido al hecho de que los hombres se exponen, por lo general, a mayor número de situaciones demandantes y a la falsa idea existente de su obligación a resistir con estoicismo, sin solicitar ningún tipo de ayuda; terminan siendo los más estresados. Por tanto, podría decirse que este sector de la población obtiene la máxima ventaja de dicha técnica.

Beneficios aportados por los masajes

  • Relajan los músculos afectados por la tensión de la rutina diaria.
  • Disminuyen la ansiedad y reducen la depresión al liberar hormonas de impacto positivo sobre la psique, asociadas al sentimiento de felicidad.
  • Alivian los dolores, particularmente aquellos acumulados en la espalda y la cabeza.
  • Ayudan a dormir mejor y más profundamente, factor que agradece el que sufre de insomnio.
  • Aumentan la belleza, al volver la piel más radiante, gracias al aumento de la circulación sanguínea.

Cualquiera es capaz de proporcionar ese servicio, tan solo teniendo energía, paciencia, y prestando atención a tus indicaciones verbales. No obstante, para obtener efectos más profundos y duraderos se requiere de las atenciones de un profesional entrenado, que conozca con precisión qué hacer y de qué manera generar los resultados esperados.

Además, debe dominar las técnicas profundas o especializadas utilizadas para distender la musculatura o manipular órganos delicados como los genitales, que es la finalidad precisamente, de los masajes tantra. Todo esto debe realizarse sin causar ningún daño.

¿De qué estamos hablando?

El tantrismo es una tradición oriental esotérica centrada en la espiritualidad e iluminación por medio de los deseos materiales. Existe información diversa de cómo lograrlo, pero, en lo que concierne a los masajes, se puede decir con sencillez que es una variación erótica donde el objetivo no es la eyaculación. Se practica como una técnica que consiste en la liberación del placer sin llegar al final. Puedes recibirlas pasivamente o realizarla en pareja.

Su enfoque va dirigido a la zona genital, llamada lingam en los hombres y yoni en las mujeres. Si es ejecutada por profesionales, facilita a los participantes el comprender y aceptar las diferentes reacciones del cuerpo al placer y la sensualidad y el entender, asimismo, que se trata de una faceta perfectamente natural. Por lo que, no deberías sentir vergüenza de explorarla, por supuesto, mostrando siempre el máximo respeto hacia ti mismo y los demás.